VERANO AZUL PA TI Y PA MI.


Puedo decir que tenia pocas ideas para redactar el post de hoy. Realmente. Estoy en la playa con una amiga y su familia, la estamos pasando de lo más lindo. Sin embargo, no puedo dejar de notar ciertas cosas que me incomodan al ir a veranear.

Ni bien pisas el suelo del balneario, ya puedes ver al señor que vende el sánduche de pollo en su cooler a medio pelo, con mayonesa un toque vinagre y su gorrito; también están los que venden dijes todos, chicos stonasos con tanta yerba que hasta en el cabello hay retasos y, finalmente, los Ken y Barbie de ensueño por los cuales piensas "¿Dónde chicha se encuentran de estos? Denme el número de la fábrica". Y es que, para ser sincera, el verano tiene sus pro y sus contra.

Estando en Máncora (alto fumanfly que se encuentra acá) podemos encontrar varios modelitos, casera. No es por ser mala pero si piensas que en tu círculo social hay gente simpaticona - chicos o chicas - puedes quedarte por estúpido: los churros los encuentras en el norte del país y no son precisamente peruanos. Ven que nos metemos un balazo juntos escuchando a Jesse y Joy. Si consideras a Fernando como el más churro de tu grupo, yo te presento a Andrew, australiano de nacimiento, fumanfly y surferito. Clónenlo sin la yerba.

Más allá podemos encontrar a los ricos puestos de ceviche de pota con ácido. Algunos son realmente buenos (tremendas atragantadas que me he metido con los ceviches del mercado), No obstante, pienso que esos puestos son recomendables si estás en plan ahorro o plan desatore #DaleAUnBuenNicolasCage.

Puntualizando, están las ricas tostadas que te puedes provocar si no usas protector solar #SiendoRojaMeVeoMásRica cuando ni si quiera puedes sentarte de la manera adecuada en la camioneta y/ocarro/colectivo/combi/mototaxi/burro porque todo el trasero está rojo tal cual langosta preparada. Bien mi abuelo me martiriza diciendo: "Quien por sus gustos padece, no son penas las que pasa".

Viendo que de todas maneras no servirá de nada el post de crítica, les mando tres advertencias y consejos para el verano.

UNO: PERO EN LA CIUDAD YO TENGO A MI FLACO.

Mamita, hijita, cariñito, la playa se creó por que alguien necesita ver cuerpos caribeños (o no tanto) y deleitarse con el menú. Tampoco te digo que te agarres al argentino o ecuatoriano (o ya pues, peruano) de la bermuda linda, sino que no te sientas culpable por chequear y mandarle ojeaditas a los Yacos Eskenazi que te puedas encontrar. Mirar no hace daño, actuar sí trae sus consecuencias.


Ahora, la situación cambia completamente en los chicos. Hombres, dado el caso que ya nos hemos acostumbrado claramente a sus giros de cuello #FeelLikeaExorcist pueden también deleitarse de los cuerpasos de las malditas esas raegiaaas pero ni se les ocurra acercarse. Ellas, si bien buscan a una llamita andina, no es probable que se fijen en ustedes. Siento bajarles la moral, pero así nosotras - las mujeres - nos sentimos mucho mejor. Muack.

DOS: COME TAL CUAL CHANCHA 

Irónicamente, cuando más quieres bajar de peso para no lucir como el de Michelin, más es lo que comes. Trata de disfrutar todo lo que hagas y comas, no con excesos pero sí con disfrute. Ya los mayas nos jodieron con que el fin del mundo iba a ser el 21, en venganza, come todo lo que no pudiste cuidarte pensando que el fucking fin del mundo estaba cerca. APLAUSOS.

Podría decir que el verbo "comer" tiene varios significados. Básicamene, en Perú, significa otra cosa. Si gustas, también hazlo. COMETE A TAL CUAL KEN SE TE PRESENTE si lo consideras bueno. A mi no me agrada eso, terminas siendo una bitchbeach total, pero no es lo que puedo asegurarles a todas que NO hay de esa clase.


TRES: CUIDA A TU HÍGADO. TRAGO CHUSCO NO ES BUENO.

Hago mal si les digo que tomen hasta morir pero... tomen hasta morir! Recuerden que todo en exceso es dañino pero unas cuantas nochesitas no hace mal a nadie. Traguitos aquí, allá, más abajo, más arriba pero con conciencia. 

Tampoco te digo que te alucines que vas a ser parte de "The Hangover 4" ni que tu tono será como uno de Proyecto X pero disfruta, juerguea y dile a tus amigos lo mucho que los quieres en el idioma del ebrio: Yo.. yo te quero muctcho, hueon *levanta la mano con el vaso y el dedo índice hacia arriba*.
Además, te apuesto que encontrarás o serás parte de los "oye ona, qué pasó ayer?" así que no te exasperes. El que tu hígado este en crisis y un poco más ya te acabes el agua de la sed que tendrás, no quiere decir que no te la has pasado bien.
Una última recomendación en esto: no les vomites a tus amigas porque tu estómago es demasiado lorcha para tomar PUNTO G.

Sin más preámbulos, los dejo porque tengo que volar al mar. No saben cómo me estoy achicharrando. Usen protector solar y no sean tan cojinovas como yo que no lo usé.

Nos vemos en el 2013 (Ahí va otra vez este chiste monse) Pasen un excelente fin de año y disfruten mucho. Boten todo lo malo del 2012 y deséense mucha pero mucha paz.

 Besos desde Salem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario